sábado, 15 de octubre de 2016

XX Hiru Haundiak

XX Hiru Haundiak (kronika) - XX Los Tres Grandes (crónica)
Ondategi - Araia (15/10/2016)

Bueno, pues aunque hace dos años acabé la crónica de esta misma carrera, que es bianual, diciendo que no volvía, dejé una advertencia de que lo hacía con la boca pequeña y, efectivamente, me he comido mis palabras y aquí estoy de nuevo, en la Hiru Haundiak. Y es que la Hiru Haundiak es el ultra trail por antonomasia en Euskadi, prueba que empezó a disputarse en 1987, hace casi 30 años, como una marcha de montaña que reunía a poco más de 200 personas y que ha llegado a nuestros días, disputándose cada dos años desde 1996, como una "carrera" con más de 1500 participantes y en la que no es nada fácil conseguir un dorsal debido a la cantidad de gente que la quiere hacer.

¿Y qué ofrece esta carrera para que tanta gente quiera apuntarse? Pues la oportunidad de recorrer un buen trecho de Euskadi (100 kilómetros, ni más ni menos) pasando por las cumbres más emblemáticas de cada provincia (y alguna otra más) y contando con el apoyo de una estupenda organización y voluntariado. Todo ello en menos de 24 horas. ¿Qué más se puede pedir?

El perfil es el mismo de hace dos años, que podéis leer más en detalle en la crónica que hice hace dos años, y también en la imagen siguiente. Subir y bajar Gorbea, subir y bajar Anboto, subir y bajar unos cuantos montes más con el extra de los molinos, subir y bajar Aizkorri y... ¡ya está! Parece fácil, ¿eh? Sin embargo, la novedad este año viene por la fecha en la que se celebra la prueba, y es que del junio habitual hemos pasado a octubre. ¿A qué es debido esto? Pues principalmente, debe de ser por la berrea de los ciervos del parque natural del Gorbeia, que se tiene que atravesar durante la carrera. Para no molestarlos y ya de paso curarse en salud, ya que se deben poner agresivos, ya sabéis, la primavera la sangre altera. Los alimoches del Anboto creo que algo también han tenido que ver. En resumen, que toca correrla en octubre, con lo que las probabilidades de encontrarse barro y climatología adversa aumentan. Sin contar que la noche durará un par de horas más y seguramente haga más frío, yo prefiero las fechas de antes jeje


Otra novedad este año ha sido la inscripción. Otros años había que apuntarse y los primeros eran los que conseguían dorsal, lo que provocaba una saturación de la página y quejas de gente que no conseguía entrar o que justamente ese día no tenía acceso a internet y perdía la oportunidad de apuntarse. Este año sin embargo te apuntabas a un sorteo de dorsales, toda una lotería, ya que había muchos más inscritos que dorsales. A mi me venía mejor el sistema anterior, ya que yo no solía tener problemas para estar preparado según habrían el plazo de inscripción y conseguir dorsal, pero he de reconocer que este sistema es más justo.

Y ya estamos en el día de la carrera, o el previo, porque las 00:00 que es cuando empieza, ¿que es?, ¿aún viernes o ya sábado? Este año no vamos a ir en tren hasta Araia ya que Andoni va a llevar la furgo. Esto nos permite salir más tarde de Vitoria y aprovechar ya de paso a tomar algo con los amigos antes de partir a la aventura. El día, para ser octubre, no ha salido nada malo. Aunque ha llovido durante la semana y esperamos encontrarnos barro en más de un sitio, hoy el día está totalmente despejado, y dan el mismo tiempo para mañana, así que por lo menos parece que vamos a librarnos de mojarnos la cabeza. Otra cosa será la temperatura, que aunque no hace malo, estamos en octubre... así que habrá que ir preparado para pasar frío en según que zona, aunque también se comenta que viene viento sur... vamos, ¡que no hay nada claro! Es lo que tiene hacer la carrera en estas fechas jeje

Para las siete y algo estamos ya Andoni y yo rumbo a Araia, que es donde se hace la recogida de dorsales y donde hay que dejar la bolsa que quieres que te entreguen en el avituallamiento de Landa. Vamos con bastante tiempo, pero así mejor para aparcar, para cenar y para hacer todo lo relacionado con la carrera, que no son pocas cosas y luego entran las prisas de última hora :-P En Araia aparcamos cerca del meollo y, casualidad, justo al lado del coche de Carlos y su compi, con los que compartí la última parte de la Gorbeia Suzien, a ver si ahora me los voy a encontrar en todas las carreras jaja

Tras aparcar vamos directos a por el dorsal, ya se nota el ambiente pre-carrera en Araia y eso que aún queda lo suyo. Recogemos el dorsal y chip junto a la bolsa de corredor y una bolsa tipo la que dan en la Ehunmilak que es la que habrá que dejar para Landa. El chip este año va en el dorsal pero hay además otro chip, imagino que por si las moscas, que hay llevar en una zona visible, nosotros atado a la mochila con una brida. Respecto a la bolsa de corredor, este año ha mejorado y se nota el patrocinio de Sport HG. Viene una camiseta muy chula, de las que se pueden usar en carrera :-D y unos manguitos, las dos cosas HG. Viene también un Powerade y, este año, en vez del brick de caldo Aneto, un brick de leche Lacturale, pero eso sí, en la típica bolsa de Aneto :-D Por último, comentar lo de la bolsa para dejar en Landa. Me parece una gran idea, pero yo creo que debería ir acompañada de un servicio de consigna, que además estando ya en Araia no creo que fuese muy difícil de gestionar haciendo la recogida de dorsal en el mismo polideportivo y dejando ya ahí las mochilas. Así por ejemplo, yo hace dos años dejé en Landa mi mochila con las cosas que quería tener en Landa y también con las de ducharme, cambiarme y demás, pero este año, al tener que meterlo todo en esa otra bolsa, me ha sido imposible. Sin más una sugerencia que muchos corredores agradeceríamos :-)

El tiempo hasta la salida lo pasamos Andoni y yo tomando algo, en el mismo bar, mesa e igual hasta silla que hace dos años jaja, preparando la bolsa de Landa, que ya dejamos en el camión que las transportará luego, cenando en la furgoneta un buen taper de pasta y cambiándonos y preparando la mochila para correr. Aprovecha también Andoni para quedar con unas antiguas compañeras de trabajo de su época de investigador en Finlandia. Una de ellas es Gipuzkoana y ya conocía la carrera, de hecho también la hizo hace dos años y fue entrenando con su compi en Finlandia para hacerla cuando decidieron repetir este año, pero esta vez haciéndola juntas. A las 22:30 nos juntamos de nuevo con ellas para ir a por el bus que nos llevará a Ondategi, donde es la salida. Menuda diferencia con el año pasado, cuando estábamos esperando el autobus al solecito, este año sin embargo toca esperar en la cola de noche y a la fresca.

El autobus ha debido ir a buena velocidad, porque recorre los 100 kilómetros que separan Ondategi de Araia en algo más de media hora xD Desmontamos en un Ondategi lleno a tutiplen de coches, corredores y acompañantes, e imagino que algún habitante también habrá. Estamos justo frente a la entrada del recinto desde donde se hará la salida, donde hay un control de chip. Ahí nos encontramos también con Calleja, que ha quedado con un amigo con el que tiene pensado hacer la carrera, y juntos entramos en la zona de salida. Como el año pasado, la zona está animada con una pantalla, música y demás, aunque hay menos gente. Será porque aún queda bastante para la salida y también porque hay un polideportivo justo al lado de la salida donde se puede entrar a resguardarse del frío... para allí que vamos.

Aprovechamos el tiempo de espera para comer y beber algo, así como aligerar líquidos. Hay que tomar también la decisión de salir con el chubasquero/cortavientos o sin el... al final decido llevarlo puesto de salida, que hacía bastante fresco y ahora nada más salir toca subir al Gorbea donde seguro soplará bien el viento. Si no, ya habrá tiempo de quitárselo...

De Andoni me despido 15' antes de la salida, cuando él sale ya fuera a coger sitio. Ya con la salida cerca me despido también de Miren y Helen, que así se llamaban las amigas de Andoni, y me arrejunto a Iker y su cuadrilla, que tienen pensado hacer sobre las 17h, por lo que pueden ser unos buenos compañeros de viaje. Y, cuando ya quedan poco más de 5 minutos para la salida y decidimos salir fuera del poli... ¡¡tapón en la puerta!! Resulta que la entrada/salida del polideportivo está en la recta de salida y claro, ya está petada de gente que quería coger posición, así que es imposible salir, ¡hemos caído en una trampa!, pero al menos estamos calentitos jaja Desde el poli podemos oír al speaker dando el discurso de salida, entre los nervios de algunos corredores que querían salir adelante, como Axier :-P y otros que no pillan satélites en sus relojes GPS, como yo jeje

La trampa mortal (fot. Festak.com)
Al final, tras darse la salida, vamos saliendo todos poco a poco por la puerta uniéndonos al río de corredores que ya fuera va avanzando hacia el arco de salida. En el polideportivo estábamos todos juntitos, pero claro, al haber tenido que salir por una puerta anchura puerta de casa, hemos salido en cuentagotas y nos hemos desparramado un poco. Así que, entre los aplausos del abundante público que hay animando, nos encontramos Iker, Litri y yo mirando para todos los lados buscando al resto del grupo. A Egoitz y Sergio nos ha parecido verlos tirar para adelante, pero falta Ander, que creemos está por detrás, así que vamos despacito a ver si nos alcanza. Ya saliendo definitivamente de Ondategi y comenzando el camino de subida al Gorbea, y viendo que Ander no llega por detrás, decidimos seguir un poco más a nuestro ritmo y en esas que, tras un rato corriendo, ¡sorpresa! Ahí están Egoitz, Sergio y... ¡Ander!, que también iban despacito esperándonos jaja Pues ya está el reagrupamiento hecho, ahora a por el Gorbea.

Vamos que nos vamos, aquí aún estamos
saliendo de Ondategi :-D (fot. Festak.com)
En estos primeros metros de ascensión, aprovechándonos de la luna llena (y de otros corredores menos preocupados por las pilas del frontal jeje), vamos con los frontales apagados ahorrando luz. Por aquí se nos une al grupo Roberto, amigo de estos, de la zona de Salvatierra. Y nada, la subida al Gorbea la verdad que tiene poca historia. Por la vertiente alavesa es bastante tendida y además acabamos de salir. Pilas cargadas y el plus del dorsal en la salida, se traduce en que vamos subiendo trotando/andando a muy buen ritmo, lo que lleva a su vez a que en las primeras rampas decida guardar el chubas en la mochila, y es que ya empiezan a apretar los calores :-P A Litri se le ve con ganas, porque la mayor parte de la ascensión va en primera fila tirando del grupo. Yo también me veo bien y voy pegadito a él. En estas que, ya en la parte despejada, en el último tramo de la subida al Gorbea, nos damos la vuelta y... anda, no está el resto detrás nuestro :-D  Les vemos unos metros por detrás, con el chubasquero puesto, y es que en esta zona el viento sopla que da gusto y, aunque en las previsiones meteorológicas habían dicho que venía viento sur y que haría incluso más calor en las cimas que en los valles... un poco se han columpiado, hay bastante sensación de frío. Así que nada, Litri y yo nos paramos, yo para ponerme el chubas y Litri... Litri para ajustarse el frontal, porque dice que pasa de chubasquero para un ratito que va a durar el viento :-D

Antes de llegar a la cima ya hemos vuelto a reagruparnos y vamos todos juntos hacia el primer control junto a la cruz del Gorbea. Este año no hay tanto público como hace dos, normal teniendo en cuenta que es octubre y la climatología no anima, pero aún así hay bastante gente, al igual que durante la subida. Chapó para esas personas, que además animan que da gusto ;-)
Primera 1h43' de carrera y de subida, ahora toca la bajada, bastante más empinada y peligrosa, ya que es por césped y al estar mojado resbala que da gusto. En estos primeros metros de bajada nos desperdigamos un poco, cada uno baja como puede. Yo voy ayudándome con los bastones y del grupeto tengo a Iker a la vista. La verdad que los bastones ayudan para conseguir apoyos y dar seguridad en la bajada, así que voy cogiendo confianza, cogiendo confianza hasta que... ¡caída en plancha! Bueno, creo que no hay mejor sitio en todo el recorrido para caerse de morros. He hecho como la del anuncio del pronto (¿os acordáis?), caída en césped mullidito que me permite avanzar unos metros. En seguida me levanto con Iker preguntándome que tal y, excepto por estar un poco calado, 0 consecuencias.

Bajando el Gorbea, aquí ya hay alguna piedra...
así que cuidadito con las caídas (fot. Festak.com)
Tras la zona de hierba, toca seguir bajando pero ahora más por caminos tipo sendero. Me acuerdo que hace dos años "me tocó" caerme por aquí un par de veces, pero claro, eso fue por ir escopetado sin mirar bien donde pisaba, este año con bien de barro toca ir con más calma. Vamos una buena hilera de corredores y, en general, todos tomando bastantes precauciones. Tras finalizar este tramo más complicado de bajada, que yo he hecho casi al completo solo con Iker, hacemos de nuevo reagrupamiento. Ahora hay un buen tramo hasta el primer avituallamiento gordo, en Otxandiano, con camino bastante bueno en el que podemos aprovechar para trotar. Así que ale, chubasquero otra vez a la mochila y a tirar para adelante. El plan es trotar lo más que se pueda, andando solo cuando el camino pica para arriba más de la cuenta. Plan que vamos cumpliendo hasta que toca hacer una parada técnica. Es como un déjà vu de hace dos años, pero esta vez es a Iker a quien le toca internarse en el bosque... :-P A partir de ahí y hasta Ubidea nos lo tomamos con más calma, y es que aún queda mucho por delante y, como se suele decir en estas carreras un tanto largas :-D hay tiempo de morir y revivir varias veces, así que ahora toca recuperar.

Llegando a Ubidea, velocidad Flash (fot. 42195)
En Ubidea, kilómetro 21 y pico, tenemos el primer avituallamiento líquido. Y en esas que vamos llegando en filica y nos encontramos con Axier en el puesto de agua. ¿Pero qué haces tu aquí, has abandonado la carrera para ponerte de voluntario a repartir agua? Nos comenta que tiene el tobillo tocado y que no puede seguir, que no podría ni ir con nosotros xD Tras darnos unos ánimos mutuos nos despedimos de él, que vemos que está bien cuidado ya que ya están por ahí sus padres, sus seguidores incondicionales nº1 sea donde sea y a la hora que sea la prueba, y seguimos adelante. La parada ha sido corta, lo justo para hablar un poco con Axier y beber algo de agua. Continuamos rumbo a Otxandio, aún queda buen camino, aunque ahora con alguna que otra cuesta intercalada. Esta parte la hacemos tranquilitos, trotando en bajadas y llanos y andando en subidas, con Litri intentando imponer su ritmo, pero nada, lo que consigue es irse solo :-D Por aquí nos encontramos con Raúl, mi gran compañero de la Ehunmillak, que es amigo de toda la cuadrilla de Salvatierra y se viene con nosotros.

Atravesando Otxandio, el primer gran avituallamiento
nos espera (fot. Festak.com)
Así, llegamos a Otxandio en menos de 3h45'. Qué diferencia con hace dos años, que llegué que me iba por la pata abajo :-P Así que nada, toca comer y beber algo: fruta, embutido, alguna gominola y, por supuesto, caldo. Con los 10 minutos sin dar el grupeto ya está metiendo presión para salír, así que para las cuatro menos cinco ya estamos saliendo de Otxandio, yo aún con la boca llena. Parece que hoy toca avituallamientos express :-P Desde Otxandio viene un buen tramo que es casi todo subida hasta el Anboto. Al menos recuerdo que era por buen camino, muy andable-trotable y, para ser octubre, se nos ha quedado una noche de lujo, así que ale, a darle candela.

Y en efecto, el camino es ancho y podría llegar a ser bueno si no fuera por un pequeño detalle, y es que está lleno de barro. La verdad es que hasta ahora apenas hemos tenido zonas de barrizal, excepto algún tramo corto en la bajada del Gorbea, y en estas fechas eso estaba siendo mucha suerte. Pero hasta aquí hemos llegado y ahora sí toca embarrarse un poco las zapatillas, aunque bueno, nada comparable con el último tramo de la Gorbeia Suzien, por ejemplo, así que tampoco nos podemos quejar mucho. El barro, como es normal, nos ralentiza algo la marcha y nos hace enfilarnos en muchos tramos para intentar buscar el mejor camino. Por aquí el Litri sigue intentando marcar su ritmo que le sirve, como antes, para irse el solo xD Va sobrado con nosotros, comiendo su revuelto de setas y dando "ánimos", exprimiéndonos al máximo.

En una de estas veces que el Litri nos ha cogido unos cuantos metros, veo que nos está esperando a un lado del camino, pero... ¿qué pasa? Está ahí a un lado del camino pero no le alcanzamos, ¿ya va tan sobrado que está haciendo el camino marcha atrás? xD Bueno, pues no, parece ser que Litri esta yendo con la mochila para adelante, pero bien abrochada por detrás ehh, no os creáis, y claro, de noche, con los reflectantes, y a unos cuantos metros, es que da totalmente el pego de que está yendo marcha atrás jeje Y así que van pasando los kilómetros. La noche está pasando bien para mí, mis piernas responden y las sensaciones son buenas, así que, aunque no voy al nivel de Litri, estoy yendo casi siempre en las primeras posiciones del grupeto, marcando las distancias con él. Es por esto que, cuando llegamos al avituallamiento de Urkiola, tengo las primeras noticias de que Ander y Txetxu no vienen con nosotros. Parece que Ander va con algún problema de tripa y Txetxu de rodilla y han preferido bajar el ritmo para ver si así van recuperando las sensaciones, en el Anboto tendrán su punto de inflexión.

En Urkiola (km 35 y 5h13') otra vez avituallamiento express, apenas me da tiempo a beber algo y comer algo de fruta y de una barrita que tengo empezada. Aquí perdemos definitivamente a otro integrante que estaba viniendo con nosotros intermitentemente, a Raúl, y es que tiene a la family ahí dando ánimos y prefiere quedarse un rato más. Así que de Urkiola salimos Iker, Egoitz, Litri, Roberto y yo. Desde Otxandio hasta Urkiola hemos subido bastante, excepto el último tramo, pero bastante tendidamente, ahora toca la aproximación al Anboto, más empinada y luego el Anboto, una pared. Y claro, a ver qué nos encontramos en el Anboto... que con barro tiene que ser divertido...

Por cierto, y por supuesto, seguimos de noche, lo que nos permite ver mientras nos aproximamos el cono del Anboto iluminado como un árbol de Navidad por los corredores que ya están en la tarea de subirlo y bajarlo, muy chula esta vista que ya recordaba de hace un par de años. Este tramo lo hacemos en compañía de otros muchos corredores, haciendo muchos tramos de sendero en fila de a uno y con cuidado, ya que hay barro, pero los caminos están perfectamente practicables, no nos podemos quejar :-)
Y así llegamos al comienzo del Anboto. El Litri, como no, nos ha cogido unos metros y ya ha informado que se hace el Anboto por su cuenta y espera abajo, así que allí que vamos el resto con Iker en cabeza y detrás, en este orden, yo, Egoitz y Roberto. Esta subida hace dos años me destrozó. Se hace en fila india y recuerdo que me tuve que salir un par de veces del trazado para poder descansar sin molestar al resto de corredores. Este año sin embargo la hacemos del tirón y, aunque en principio no queda otra que ir al ritmo del de delante, con Litri nos cruzamos un buen rato antes de la cima, ha debido ir en plan todo terreno el tío :-D En la parte final del recorrido, que no del Anboto, que este año como hace dos tampoco llega a la cima, sopla el viento que da gusto y ahí que están dos pobres organizadores metidos en unos sacos y haciendo el control de paso, control que por cierto resulta que a mí no me contó :-S Si lo se me quedo abajo esperando... Es broma, yo no hago atajos, al menos queriendo jaja

La subida, más allá de la dificultad de subir las rampas que hay que subir, se ha hecho bien. La bajada sin embargo ya es otro cantar. Con tanta piedra y la cantidad de corredores que han pasado ya antes, las piedras tienen esa capita de barro que las hace bastante resbaladizas, así que despacito y con buena letra. Mientras bajamos nos cruzamos con Ander y Txetxu subiendo. Estábamos en duda de si habrían seguido o no, y ya confirmamos que sí, siguen adelante y parece, por la voz al menos, que con mejores ánimos :-)
Buffff, al final hemos tardado más en bajar que subir, y es que acabas casi más cansado que subiendo, porque vas todo el rato en tensión, y encima con las manos doloridas de tanto apoyar :-P Yo la bajada, como la subida, la he hecho todo el rato detrás de Iker. A Egoitz le hemos visto adelantarnos en una bifurcación durante la bajada así que irá por delante y Roberto, que yo pensaba iba también un poco por delante, resulta que lo hemos perdido... Iker y yo seguimos avanzando ahora al principio despacito, a ver si hay reagrupamiento, y al poco vemos que está Litri esperándonos. Nos comenta que no ha visto pasar ni a Egoitz ni a Roberto... así que nada, como tampoco es cuestión de quedarnos ahí esperando estando igual ellos por delante, tiramos nosotros también para adelante.

Lo que nos viene ahora no es moco de pavo, el Orixol. En ese monte también pase yo mis buenas penurias hace dos años, pero bueno, este año llego con mejores sensaciones, así que manos a la obra, allí que vamos Litri, Iker, Egoitz (que estaba poco más adelante yendo andando para esperarnos) y yo. Si la carrera fuera los cuatro grandes, yo le daría a este la cuarta plaza. No se si es por venir del Anboto, que tanto la subida como la bajada te dejan tocado o por qué, pero estos más o menos dos kilómetros se hacen duros de narices, y encima de noche, ni os cuento. Empiezas por bosque y sendero para acabar por piedra. El Litri, como va casi sin luz en el frontal, esta vez va pegadito a nosotros jeje y con Egoitz poniendo el ritmo en la subida. Llegamos arriba cuando son casi las 7h50', ya amaneciendo. Lo peor de estar haciendo la carrera en octubre, al menos esta edición que el tiempo nos ha respetado muy mucho, es la noche, que en comparación con junio dura bastante más, pero bueno, ya toca dejarla atrás y ver el mundo con otros ojos :-)

La subida la he hecho bien, pero no puedo decir que a gusto. Las sensaciones no han sido todo lo buenas que hubiese querido... así que la bajada sin prisa pero sin pausa. Y parece que vamos todos parecido porque aprovechamos cada uno a recuperar fuerzas como podemos: que si un gel, que si un poco de barrita, que si un buen revuelto con setas xD Así que tras una bajada entre tramos de sendero de hierba y piedras y bosque con raíces y piedras llegamos a un camino ya de tierra compacta que nos llevará al avituallamiento de Kurtzeta. Seguimos con los avituallamientos express, pero yo aquí si que aprovecho a comer otro trozo de barrita y un buen vaso de coca-cola que me sienta como la gloria. Parece que el mal momento ha pasado. Ahora solo queda entre Landa y nosotros la subida al Jarindo, con un avituallamiento y todo por buen camino, lo que se dice un paseo mañanero en buena compañía.

Esta parte no tiene mucha historia. Litri sigue a tope intentando ponernos su ritmo y escapándose en el intento, hasta que en una de estas ya sigue para adelante el solo... ¡nos vemos en Landa! Iker, Egoitz y yo tampoco vamos mal, andando en las subidas, pero trotando cada vez que es posible. Es por esta parte que entramos en una zona de caza y... menudo acojone. Hay bien de cazadores y los tiros se oyen como si estuviesen al ladito mismo, parece zona de guerra... No se lo que están cazando, al principio pensaba que palomas, pero solo se ven unos pobres pájaros tamaño gorrión que no se qué quedará de ellos si reciben un perdigonazo... Estos tramos los intentamos pasar rápido, no vayamos a recibir nosotros algún disparo, y no es broma, porque al finalizar la carrera nos enteramos que un corredor en efecto había recibido un perdigonazo (sin consecuencias). Opino y sugiero a la organización para que lo mueva como crea conveniente, que otro año, de realizarse la carrera en temporada de caza, teniendo la fecha de la carrera con tanta antelación deberían mirar para que la diputación no deje cazar en esos tramos. La sensación de inseguridad que tiene uno al correr entre tanto disparo no es agradable, y la verdad es que es una pena ya que esos parajes merecen la pena.

Entre pitos y flautas, este tramo hemos ido entretenidos de charleta: que si vaya con los cazadores, que si el Litri nos apaliza marcha atrás, etc. etc. Ya casi llegando a Landa me encuentro con Pedro. Parece ya un clásico en mis Hiru Haundiak lo de encontrarme a Pedro sin que él la corra. Hace dos años me lo encontré de camino a la estación de tren estando él en su despedida de soltero, esta vez va con unos amigos a contrasentido de la carrera a ver si se encuentran con otro amigo que está haciendo la carrera para darle ánimos y acompañarle hasta Landa. Y ya se nota que Landa está cerca porque empieza a haber mucho más público. En estas que, ya casi con Landa a la vista, nos pasa un corredor a toda leche, va derrapando en las curvas y todo, ¡pero a donde vaaaaaaas, que aún queda media carrera...!!! Y nada, que ni 100 metros más adelante nos lo encontramos a un lado del camino meando tan pancho, igual tenía prisa por querer mear en Landa jaja

Llegando a Landa, comida caliente, ñam ñam (fot. Festak.com)
A la entrada de Landa hay un control de identidad. Era obligatorio llevar el DNI o carnet de conducir, un documento oficial con foto, así que nada, ha enseñarlo toca. A Iker no se lo piden porque conoce al revisor y no necesita el DNI para identificarle jeje pero Egoitz y yo si que tenemos que sacar la documentación. Esto no esta mal, ya que así se evitan los "préstamos" de dorsales. Ya existe una lista de espera, así que si no puedes correr, lo más justo sería pasar tu dorsal al siguiente de la lista. Pero en la entrada de Landa no solo tenemos el control, también tenemos una agradable sorpresa. Bueno, no tan sorpresa porque ya sabíamos que venían :-D Ahí están Junkal, Izaskun y la mujer de Litri, que nos comenta que hace ya un rato que ha llegado. También está Marian, del Koldo Team :-) que ha venido a animar. Charlamos un rato, contamos un poco nuestras impresiones y ale, a la carpa que han preparado este año en previsión de que pudiese hacer mal tiempo, que en estas fechas ya se sabe...

Dentro de la carpa recogemos la bolsa de corredor, nos despedimos de Litri, que está ya listo para marchar, y nos acomodamos en una de las mesas que hay preparadas. La idea es comer algo, cambiarse el que quiera de lo que quiera y, en el menor tiempo posible, emprender la marcha. Yo lo primero a lo que voy es a coger algo de comida caliente y me sirvo un buen platico de macarrones y otro de tortilla de patatas con un caldo de acompañante. Todo estro me sienta como la gloria. Tras la comida caliente toca el postre a base de fruta y ale, a cambiarse. Me cambio la camiseta y los calcetines, ya que las zapatillas se han portado de lujo y no están mojadas así que para que cambiarlas. Aprovecho para entiritarme un par de dedos en los que la uña se me está clavando y me molesta un poco, sobre todo en las bajadas, pero por lo demás, perfecto.

Mientras comíamos, poco después de nosotros, han llegado Ander y Txetxu. Sus problemas ya son historia. Parafraseando la crónica de hace dos años, estos ya han pasado su muerte y resurrección particular :-D También ha llegado un poco después Roberto, que se descolgó en la bajada del Anboto y se juntó más tarde con Ander y Txetxu. Decidimos esperar un poco para hacer reagrupamiento y ya todos con los ánimos renovados, seguir adelante, todos menos Roberto, que prefiere tomarse el avituallamiento con más calma y nos anima a que sigamos sin él. Pues manos a la obra, control de salida y adelante. Antes de coger el monte están de nuevo Junkal, Izaskun y la mujer de Litri para despedirnos y darnos ánimos. Ya queda bastante menos de la mitad, pero es la parte más dura... son las 10:23, así que no hemos estado en Landa ni 20', let's go!!!

Nada más salir de Landa ya empezamos con unas buenas rampas, así que tipi-tapa andandito y sin parar. Vamos de charleta, contando anécdotas, como la de Ander, que es justo en esta zona donde tuvo que retirarse hace cuatro años :-O El ritmo que llevamos no es muy rápido, ya que de vez en cuando nos pasa algún que otro corredor, pero eso sí, sin parar. Esta parte es la más calurosa de la carrera. El sol ya ha salido con ganas, sobre todo para estar en octubre, y como vamos casi todo el rato entre árboles que nos resguardan del viento, y subiendo, vienen los sudores y eso, a cuidarse de beber agua para no deshidratarse.

Es por aquí también que nos encontramos con un amigo de los compis de carrera que había salido a pasar la mañana haciendo deporte y ver si se encontraba con algún conocido haciendo la carrera, encontrándonos a nosotros en el proceso :-D Se junta a nosotros para hacernos compañía, uno más para la tertulia jaja Sin haber salido aún de la zona resguardada de bosque tenemos un avituallamiento líquido que aprovechamos todos para rellenar bidones y comer algo de paso antes de abandonar la zona de confort. Y es que poco después del avituallamiento los árboles nos empiezan a abandonar para ir acercándonos poco a poco a la zona de molinos y, claro está, que por algo hay molinos, de viento. El viento nos trae además de regalo unas cuantas nubes que acaban por taparnos el sol, ahora si que parece que estamos en octubre :-( Pero no son todo malas noticias, junto a las nubes nos alcanza también Roberto. Se ha tomado con calma su tentenpié en Landa, pero luego a su ritmo nos ha dado caza. Es muy bonito el reencuentro :-D pero eso también confirma, ya que Roberto ha salido un buen rato después de nosotros de Landa, que nuestro ritmo ha sido bastante pachanguero. El objetivo de salida que era intentar bajar de 17 horas parece que se va a quedar en eso, en un intento.

Ya con los molinos a la vista hay otro avituallamiento donde, además de agua, puedes aprovechar a comer alguna barrita de barquillo con chocolate de estas de Milka. Yo agua no relleno, ya que el avituallamiento anterior no fue hace mucho y con el fresco que hace, que me ha obligado a ponerme de nuevo el chubasquero-cortavientos, apenas he bebido, pero una barrita si que me meto para el cuerpo. Los molinos están ya a tiro de piedra y hay que coger fuerzas. Antes del primer molino hay una cuesta entre helechos dura de narices sobre la que hemos hablado antes, preguntándonos en cuanto la podríamos subir. Es dura pero no muy larga, así que la empezamos con los 4' en mente... y no se en cuanto la acabamos, pero en más de 4 fijo :-P Con la subida esta nos hemos descolgado Egoitz y yo, así que hacemos reagrupamiento antes de empezar ya con los molinos. El sol brilla de nuevo, pero con tanto viento no se nota el calor.

Los molinos, tramo que cualquiera que haya leído sobre esta carrera tiene en mente, son uno de los tramos considerados más duros. No es que sea un terreno especialmente duro, pero con más de 70 kilómetros en las piernas, este continuo subir y bajar por un terreno bastante monótono, con la compañía de los molinos que no paran de zumbar, y el sempiterno batir del viento... pues a poco que llegues tocado sí, se puede hacer muy duro. El comienzo sin embargo no es muy duro, así que tiramos todos juntos tan contentos. Es aquí, casi nada más empezar, donde el amigo de estos, que seguía con nosotros, nos desea suerte y se despide para ir por otro camino hacia su coche. Un tipo majo :-)

Esta primera parte ya he comentado que es relativamente "fácil". Subida muy suave y luego una buena bajada. Aquí nos venimos arriba y empezamos a trotar a muy buen ritmo, pasando a más de un corredor. En el grupo ya se empiezan a hacer nuevas estimaciones y pronósticos de llegada: "¡¡Vamooos!! Si seguimos así, recuperamos lo perdido y llegamos en 17 horas!!!". Pero no, todo había sido una ilusión :-D Con el primer repecho duro de estos que hay intercalados entre tramo y tramo de molinos las fuerzas empiezan a flaquear y ya llegamos al avituallamiento que hay en al principio de los molinos con esa idea fuera de la cabeza jaja

Egoitz, Roberto, Iker y Ander,
Txetxu y yo fuera de cámara echando un meo :-D
En este punto de la carrera tanto Iker como Roberto van un poco justos. Tienen el estómago cerrado y, en una carrera tan larga, si no comes, estas jodido. Así que ahora andan un poco empajarados y decidimos bajar el ritmo. O mejor dicho, vamos un poco cada uno por nuestra cuenta haciendo reagrupaciones cada poco tiempo. En las subidas, Egoitz y yo nos adelantamos. Las bajadas, como tengo la herida de los dedos que me molesta, yo bajo a paso burra esperando al resto y aquí es Txetxu el que se adelanta, que baja como un torpeeedooorrrr. Y así que van pasando los molinos... Poco antes del último hay un pequeño avituallamiento donde poder beber algo y comer algún donuts, donde Ander se pone fino filipino (a mi que los bollos a estas alturas de la carrera apenas consigo que me pasen por la garganta...).

Y de los molinos pasamos a otro paisaje, más acogedor, con menos viento y con sus arbustos y sus árboles, pero que no deja de ser un subir y bajar constante. Pero ya hemos pasado uno de los tramos más duros, ahora en mente tenemos las campas de Urbia, desde donde haremos la subida al Aitzkorri y luego... ¡luego ya está todo hecho! Bajadita hasta Araia y se fini. De esta parte poco que contar. Que casi hacemos un atajo sin queriendo que luego nos obligo ha hacer una subida monte a través para volver al camino y que me di un ostión en la cabeza contra la rama de un árbol que menos mal que iba despacito es lo más destacable. Ya llegando a las campas nos encontramos con el hermano de Raúl animando, que nos comenta que él se ha tenido que retirar y el estado de algunos conocidos comunes a su paso por allí, alguno hace ya tiempo jeje

Ya en Urbia, aprovecho a quitarme el chubas, ya que el sol brilla de nuevo con fuerza y el viento apenas sopla, y con la subidita que viene ahora igual me cuezo si lo llevo puesto. Cogemos agua en un avituallamiento que hay justo antes de empezar la subida propiamente dicha y ale, manos a la obra. Empieza tirando Egoitz del grupeto que, aunque enseguida se rompe, decidimos despreocuparnos y seguir cada uno a nuestro ritmo. Estamos Egoitz, yo y otro corredor que se ha unido en la subida justo detrás nuestro. Vamos subiendo a buen ritmo, cruzándonos de vez en cuando con gente que ya bajando aprovecha a animarnos, y es que ha salido un muy buen día para ir al monte :-D Hay también por la mitad un grupo de mujeres repartiendo fruta y chocolate y dando ánimos que da gusto. Yo aprovecho y les cojo un trozo de manzana, ñam ñam, ¡gracias! Al rato, Egoitz me comenta que pase yo delante, y ahí que voy. La siguiente vez que me giro, Egoitz ha perdido ya unos metros y estoy yo solo con el otro corredor. Bueno, tampoco queda mucho para la cima, así que decido seguir tirando para adelante a mi ritmo. Ya en la parte final, damos caza mi compañero de subida y yo a otro par de corredores y, como ya no queda casi nada y estamos en la zona de peor camino, decidimos quedarnos detrás de ellos hasta el final.

He llegado a la cima en 16h53, lo de bajar de 17h como que no jajaja pero de 19h no debería ser complicado... En la cima, junto al refugio recientemente reformado hay un control, así que tras pasarlo decido sentarme en una roca al lado a esperar al resto, aprovechando a disfrutar de las vistas y comer algo de paso. Unos minutos después llega el resto y tras un breve kit-kat emprendemos la bajada rumbo a Araia. Son unos 10 km lo que queda, mayormente de bajada, aunque el primer tramo es de los de bajar con cuidado. Luego ya, si hay piernas, se puede correr a gusto hasta meta, let's go!

Empezamos bajando tranquilitos y, una vez llegamos a zona corrible, pues seguimos tranquilitos :-D Iker no está para muchos trotes, así que el resto de la carrera nos lo vamos a tomar en plan marcheta dominguera. Llevando lo que llevamos de carrera juntos y ha falta de menos de 10 kilómetros, la intención ya es llegar todos a la vez a meta. A falta de 3 o 4 kilómetros se encuentra Egoitz con unos amigos, y entonces ya pasamos de marcheta a paseo, andandito y hablando, la carrera ya no la vamos a ganar :-P

Paseando por el monte (fot. 42195)
Cuando ya apenas quedan un par de kilómetros para llegar a Araia y empezando la bajada más pronunciada del final, Ander decide que ya lleva mucho tiempo con el freno de mano echado y que se quiere desfogar antes de meta y para abajo que se lanza. Detrás vamos Txetxu y yo, que también queremos soltar piernas :-D En este trozo de tramo adelantamos, sin exagerar, a unas 15 personas (más nos habían adelantado desde que empezamos a bajar el Aitzgorri xD ), hasta que llegamos ya a la zona de asfalto que nos indica que ya hemos llegado a Araia y que la meta está a la vuelta de la esquina. Hemos tardado 2 horas en hacer esta última parte desde la cima del Aitzgorri :-O Nos sentamos en la cuneta junto a una pareja que está ahí animando y yo aprovecho a llamar a mis aitas, que habían venido a Araia a animar, para que estén preparados para ver la llegada. Tras la llamada, aún tengo tiempo de echar un mus con Ander y Txetxu mientras llega el resto, ¡menuda pachorra que llevan!!!

Con el reagrupamiento hecho, vamos que nos vamos para Araia, ya entre casas y con bien de público animando, pero andando que seguimos. Ya hay alguno del público que nos dice: "Vamos hombre, que no queda nada, ¡¡correr un poco!!". Mientras avanzamos por el pueblo, veo a algún conocido, como los padres de Raúl que tantos ánimos nos dieron en la Ehunmilak, y empieza el reagrupamiento familiar. Se nos unen los hijos de Ander, Txetxu y de Roberto y ya en plan pelotón y con la meta a menos de 100 metros, empezamos a trotar para entrar dando buena imagen :-D

La tropa completa
La entrada de meta es de las buenas, con bien de gente animando, entre los que puedo ver a mis padres, Izaskun, las parejas de Txetxu, Ander y Egoitz, Andoni, duchadito con más de 4h de relax (ha acabado en 14h43'56"), también a Hidal y Marian, que han venido a animar a los Correcañas. Está concurrida la zona :-D Acabamos en 19h08'46", un poco más y clavo el tiempo de hace 2 años, pero no, lo he bajado en 1 minuto, una progresión que da miedo, en 16 años bajo de las 19 horas jaja

Egoitz, Ander, Roberto, Txetxu, Iker y yo, grupo de lujo
solo falta Litri con la mochila delante :-D
Tras recoger el diploma y sacarnos unas fotos de recuerdo, toca comentar un poco la carrera (Litri llego en 16h46'25") e ir a comer a la carpa, que es completa completa, hay de todo. Ahí está Raúl comiendo algo, que ha acabado justo 10' después de nosotros. La verdad es que hemos ido casi toda la carrera casi juntos pero sin ir juntos. El tatu de la Hiru Haundiak ya lo tenía, así que tendrá que hacerse una marquita al lado que indique que ya está completada por segunda vez ;-) Y nada, tras comer algo, me despido de los conocidos que siguen por ahí y marcho con Andoni a recoger las cosas que tenía en su furgo, y de ahí a coger la bolsa de la ducha con mis aitas y para casa. Como he llegado limpio, me cambio de camiseta y ya si eso me ducho en mi casita, que ahí el agua caliente no me falla, que me conozco yo las duchas post-carrera... jeje


¡¡¡Hasta la próxima!!!

Resultados (sobre 100 km):
1º Iokin Garay Arrejolaleiba: 11:18:25 (6:47/km)
2º Mikel Etxebarria Urbieta: 11:33:38 (6:56/km)
3º Ander Gerrikaetxebarria: 11:34:26 (6:56/km)
1ª Leire Martinez Herrera: 13:25:17 (8:03/km)
2ª Arantzazu Perez de Arenaza Elizondo: 13:44:39 (8:14/km)
3ª Aitziber Osinalde Galdos: 14:05:28 (8:27/km)

Resultados personales:
- Tiempo oficial: 19:08:46 (11:29/km)
- Diferencia primero: 7:50:21
- Posición general: 438/959 (367 ret.)
- Posición masculino: 413/881

Clasificación

¿Conclusiones tras la carrera? Hace dos años acabé que no podía ni moverme y sin ganas de volver aquí nunca más. Ya veis que las ganas me volvieron jeje Este año he acabado muy muy bien, yo creo, según las sensaciones que he tenido durante toda la carrera, que podía haber bajado mi tiempo en más de una hora fácilmente, y muy posiblemente en 2... pero no me quiero flipar jaja porque además esto ya sabéis como va, igual aprieto y luego hago blufff y tardo 20 horas en acabar... Se me queda la espinita clavada de la oportunidad perdida, ya que el día que nos ha salido, si se confirman estas fechas para los próximos años, va a ser difícil volver a tenerlo, aunque sin duda una carrera de este tamaño y duración en buena compañía como ha sido esta siempre es agradecida. Habrá que ir pensando en la siguiente... ;-)

Respecto a la carrera, organización y voluntariado manteniendo la nota, oso ondo. Los avituallamientos, este año si cabe, más completos, como la bolsa de corredor jeje Lo que si que he echado en falta, en los avituallamientos intermedios líquidos con algo de sólido, es que hace dos años solían poner fruta, naranja y sandía principalmente, mientras que este año se han pasado a la bollería. Yo pediría por favor por favor a la organización, que siga poniendo fruta, más sana, sin colesterol y, sobre todo, que entra mucho mejor que un bollo :-D Lo dicho, un placer, y espero repetir dentro de dos años ;-)

+ Web de la prueba
+ Fotos Lasterketak
+ Fotos Festak.com
+ Fotos 42195

P.D.: esta vez no puedo poner mi track de carrera ya que mi GPS no ha dado la talla. Ya van unas cuantas veces las que me pasa esto, casi siempre que pongo el modo ultra-track (grabación cada X tiempo para que dure más la batería), así que me voy a permitir el lujo de cagarme, porque ya me tiene un poco hasta los webs, en dicho reloj, el GARMIN FENIX 2. Compra poco recomendable, a no ser que lo veáis de segunda mano vendido por un tal David jeje Lo dicho, una mierda de reloj en modo ultra-track (en grabación continua por segundos he de decir que va bien).

No hay comentarios:

Publicar un comentario