sábado, 30 de abril de 2016

I RunelaTrail

I UTVP RunelaTrail (crónica)
Pedrosa de Valdeporres (30/04/2016)

Este fin de semana toca de nuevo salir de Euskal Herria, esta vez rumbo a Burgos, y la razón no es otra que correr... ¡¡la RunelaTrail!! Hagamos pues la presentación de esta carrera, que además este año es su primera edición y está de estreno.

Lo primero, ¿cómo he conocido y por qué me he animado a correr esta carrera? Si habéis leído más crónicas de este blog habréis podido comprobar que no es la primera vez que nombro esta carrera y seguro que podéis haceros una idea de la respuesta. El cartel de la carrera, como podéis ver, es muy atractivo y anima a correrla pero... he de reconocer que si uno de los principales organizadores de la carrera no fuese mi compañero de cuadrilla Roberto, muy posiblemente no habría venido a disputarla, más que nada porque al ser una carrera más alejada de Gasteiz de las habituales que suelo correr, muy probablemente ni me habría enterado de su existencia (no soy muy de buscar carreras...). Así que he de agradecer a Roberto el estar aquí y poder disfrutar de esta carrera que sin duda merece la pena... pero no adelantemos acontecimientos ;-)

La carrera se desarrolla en el norte de Burgos, en la comarca de Las Merindades, y más concretamente en la Merindad de Valdeporres, pegando con Cantabria, siendo su punto neurálgico Pedrosa de Valdeporres, desde donde saldremos a conocer la zona más en profundidad y en donde esperamos acabar unas horitas después pasando bajo el arco de meta, y corriendo claro :-P Esta zona de Burgos, a diferencia de las situadas más al sur, es bastante más accidentada, con la cordillera Cantábrica como protagonista. Dicha cordillera provoca a su vez el tener dos climas bastante diferenciados en la zona, un clima atlántico al norte, con temperaturas más suaves, muy húmedo y con mucho bosque, y un clima más continental al sur, caracterizado por tener temperaturas más extremas, algo más seco y donde lo que abundan son los arbustos y matorrales. En la carrera se tocarán zonas de ambos tipos, y es que 70 kilómetros dan para mucho :-D

Una vez situada la carrera, ¿qué nos ofrece? Pues dos modalidades; una de 30 kilómetros y 2.500 metros de desnivel acumulado (la mitad de ellos positivos :-P ) denominada como MVP (Media-distancia de ValdePorres) y que se puede realizar en modalidad marcha enteramente andando, y otra de 70 kilómetros y 6.000 metros de desnivel acumulado, la UTVP (UltraTrail de ValdePorres), que es a la que me he apuntado yo (si hay para elegir, ¡¡siempre la más larga!!, ya habrá tiempo de llorar durante la carrera) y que seguramente también la haga en gran parte andando jaja
Sobre el papel la UTVP no parece excesivamente dura, son "solo" 3.000 m+, aunque el perfil, que lo dejo aquí para que le podáis echar un vistazo, tiene el típico aspecto de sierra de esos que asustan, destacando la subida al Cotero. La MVP, excepto unos pocos kilómetros al principio, sigue el mismo recorrido que la UTVP desde el avituallamiento de Rozas en el kilómetro 44'5, se quitan la cumbre estrella.

Perfil de la UTVP proporcionado por la organización
Una vez hechas las presentaciones, vamos al lío con la carrera. Mi compañero de viaje, al menos de Vitoria a Pedrosa y vuelta, que durante la carrera no se yo jeje, es +Andoni. El planning es ir desde el viernes a Pedrosa de Valdeporres a recoger el dorsal, chip y bolsa de corredor y asistir a la reunión informativa a ver que nos cuentan, que además, viendo las fotos que han colgado durante la semana, no va a estar de más para saber lo que se nos avecina. Y es que las fotos de las que hablo nos muestran un paraje totalmente nevado en la zona del Cotero, pero nevado de hasta las rodillas, y eso que estamos prácticamente en mayo.

Con esta idea me recoge Andoni en mi casa a las 17:30 con su flamante furgoneta para salir hacia allí. En menos de dos horas ya estamos en el polideportivo de Valdeporres, punto central de la prueba donde está preparada la salida, meta, duchas, recogida de material, etc. Hemos salido de Gasteiz con sol y hemos llegado a Pedrosa con sol, ¡a ver si mañana hace igual! Aunque ya hemos visto algún monte por la zona con nieve y su buena txapela de nubes que nos hace sospechar que, por mucho que haga sol en la salida, no va a tener mucho que ver con lo que nos encontremos luego...
En la zona del polideportivo ya se nota el ambiente de carrera (hay 120 inscritos para la UTVP, para la MVP hay bastantes más) y por ahí nos encontramos a unos cuantos conocidos. Aparte de Roberto, que está por ahí organizando cosillas :-D nos encontramos también con Sergio "Txetxu" y Axier, que también están apuntados a la UTVP. Tras charlar un poco e inspeccionar la zona ya que hay varios puestos de sponsors, recogemos la bolsa de corredor, MUY completa por cierto (camiseta, calcetines, caldo, zumos, comida, crema de sol...), y nos vamos a la sala donde se va a realizar la charla.

Somos de los primeros en llegar, pero poco a poco la sala se va llenando y comienza bastante puntual poco después de las 8 de la tarde. En la charla nos explican al dedillo todos los datos técnicos de la carrera, también nos presentan a varios de los corredores favoritos e incluso habla el alcalde de Pedrosa, que nos explica de donde viene el nombre de la carrera. Yo pensaba que lo de RunelaTrail era algún tipo de juego de palabras de "run" con "trail", pero no, estaba equivocado. El alcalde, Belisario, un tío muy cercano por cierto, nos explica que el nombre viene de la palabra "ru", que era como los pasiegos de la zona decían (en su idioma/dialecto autóctono) "río", junto a la palabra Nela, que no es otra cosa que el nombre del río que pasa por Pedrosa de Valdeporres (y que veremos durante la carrera), afluente del Ebro y de los ríos importantes de la zona. Es decir, RunelaTrail vendría a ser como la carrera de montaña del río Nela. El nombre fue además una sugerencia suya, así que puede estar orgulloso, porque el nombre está bien chulo ;-D
Otro tema tratado fue el del fracking, que afecta a la zona. Para el que no lo sepa, el fracking es una técnica de extracción de gas mediante fractura hidráulica, es decir, inyecta agua y otros productos químicos a gran presión en el subsuelo provocando la fractura del estrato en donde se supone está el gas logrando así extraerlo. El tema es que un efecto secundario de esta técnica es la posibilidad de contaminar los acuíferos de la zona donde se practique, por lo que los habitantes de dichas zonas no suelen estar a favor de su utilización... Yo, como podéis suponer por el banner que tengo en el blog, también estoy en contra de dicha técnica, que por cierto también se ha tanteado en bastantes zonas de Álava.
La charla la cierra Roberto con unas palabras de agradecimiento a todos los participantes: voluntarios, corredores, sponsors, resto de organizadores, etc.

Tras la charla, ya casi a las 9, Andoni y yo marchamos a Quintanaentello (¡buen nombre!), otro pueblo a 15 minutos de Valdeporres donde tenemos la reserva del alojamiento. Lo reservé un poco a la aventura, ya que los alojamientos en el propio pueblo de Pedrosa estaban todos cogidos, pero la verdad que hemos estado muy a gusto. Alojamiento muy recomendable, y que además tiene restaurante: hotel rural La Pradera. La carrera empieza mañana a las 7 de la mañana, por lo que ahora a cenar, preparar la mochila y al sobre, que hay que descansar para mañana.

La niebla acecha en La Pradera
Y ya estamos a sábado, día de la carrera. Ayer en la charla nos comentaron que nos íbamos a encontrar barro, pero que las probabilidades de lluvia no eran muy altas y, según los lugareños, que no iba a llover. Pues los lugareños se equivocaron jeje Esta chispeando, y gracias, porque por la noche ha jarreado de lo lindo. Pero no pasa nada, ¿que son cuatro gotas para unos corredores de montaña hechos y derechos como nosotros? jaja Cafecito de desayuno y ale, para Valdeporres.

Aparcamos en la recta de meta y nos vamos para el polideportivo. Nos queda un cuarto de hora hasta empezar, así que hacemos una última revisión al material que vamos a llevar, abrigándonos bien que ya hace rasca y ahora en parado se nota más, y dejamos la mochila en la consigna. Entre pitos y flautas, ya casi es la hora de la salida, así que me tomo un zumito de los de la bolsa del corredor que llevaba para la ocasión y me voy con Andoni a la salida, que ya está petada de gente con el speaker animando a todo trapo. Nosotros nos quedamos por la parte de atrás por donde veo que también anda Txetxu. Ya habrá tiempo de adelantar gente, así nos aseguramos que no nos adelante nadie al principio jaja La buena noticia es que ahora que vamos a salir ya no llueve nada y el sol ya asoma, parece que el frontal que era material obligatorio no va a hacer falta por el momento.

El speaker, Depa, a punto de dar la salida, en primera fila
Axier y otros que conocería a lo largo de la carrera :-D
(fot. Diego "Aitzgorri Pop")
Y empezamos, el primer kilómetro por asfalto para salir de Pedrosa, luego ya intercalamos con senderos de hierba y barro, pero aún con casas a la vista. Antes de acabar el segundo kilómetro dejamos atrás San Martin de Porres, un pueblo casi pegando a Pedrosa, y empezamos la primera subida de la carrera. Aunque hemos salido un tanto desperdigados, a estas alturas de la carrera ya estamos Andoni, Txetxu y yo juntos. Andoni dice que quiere empezar tranquilo (yo por si acaso al principio le había dejado tirar solo jeje) así que "se queda" con nosotros. Nos coge algún metro de vez en cuando y luego nos espera :-D Aquí yo ya cojo los palos que tenía enganchados al cinto. Ya que los llevo, pues los uso. Y así seguimos, Txetxu y yo a nuestro ritmo, Andoni al suyo, pero esperando cada X tiempo.

Rumbo a Cidad (fot. Unai)
La primera subida y bajada es para abrir boca, apenas una tachuelita en el perfil que nos ventilamos en menos de 40' para llegar al pueblo de Dosante, y de ahí rumbo a Cidad de Valdeporres. Para llegar a Cidad, donde está el primer avituallamiento, tenemos antes que pasar por un puente ferroviario que la organización ha acondicionado con una pasarela de metal para poder pasar (sin problemas, no resbala) y después por un túnel de unos ¿100? metros que está iluminado con antorchas y donde hay un momento, al pasar de la claridad del día a la casi oscuridad total, que no veo ni leches. No hay baches ni socabones pero, como no veo, por si acaso andandito por ahí :-P En Cidad, kilómetro 7, apenas paramos un rato para tomar un caldo y a seguir, que ahora viene un pico más serio, el cerro de la Maza. Seguimos, más o menos, juntos los tres. Digo más o menos porque a ratos uno coge unos metros, otro se queda un poco... pero ahí estamos a la vista y en contacto.

Puente y túnel de seguido (fot. organización)
De la subida al cerro de la Maza la verdad que no tengo mucho recuerdo (no, no voy escribiendo mientras corro :-P ), por lo que entiendo que lo subí sin problemas jeje Aquí, ya en las primeras rampas, Andoni se nos escapa con otro corredor, perdiéndose ya definitivamente. Txetxu y yo nos lo tomamos con más calma y es que, aunque no lo parezca por la parrafada que llevo ya de crónica, apenas llevamos 10 kilómetros de carrera y aún queda :-D

En busca de la Maza perdida (fot. Rubén Pérez)
La bajada de la Maza sin embargo si que me acuerdo bien, pero más que nada porque en la charla informativa nos habían avisado de que era "divertida". En el perfil ya se ve que es pronunciada y, con lo que ha llovido, el encontrar barro está asegurado. Sin embargo, mientras la bajamos, no parece tan complicada. Me recuerda a la bajada del Zaldiaran por el hayedo, mucha hojarasca y barro, pero lo dicho, no muy complicada. Es, como comentaban, divertida jeje

Llegando a Ahedo (fot. Unai)
Tras esta bajada, que nos la ventilamos también bastante rápido, toca otra subida, más corta esta vez, que nos lleva al segundo avituallamiento de la prueba, en Ahedo de las Pueblas (km casi 17 y algo menos de 2h y cuarto), donde esta vez hay también para comer. Avituallamiento bien surtido, de buenos voluntarios y de comida :-D yo me bebo otro caldito, y me como algo de fruta, bollería y embutido. Hay para prepararse sandwiches, pero a mi el pan de molde como que se me hace una bola y soy incapaz de comerlo mientras hago deporte. Sugerencia para el año que viene para Roberto, que imagino me leera jeje: pantumaca en los avituallamientos :-D En el UT les Fonts me puse tibio, y es que al estar untado con el tomatito, entra fácil fácil y hace buena masa en el estómago. En este avituallamiento está también el organizador de la Apuko, que conoce a Txetxu y que ya nos habíamos cruzado en la bajada de la Maza yendo él a toda leche. Nos comenta (y enseña) que ha partido uno de los bastones. Pues no le queda nada para andar con un bastón roto... En una de estas que estoy comiendo algo de jamón york y veo que Txetxu y el de Apuko están andando ya para emprender la marcha, ¡¡ehhh esperarme que estoy aquí con la boca llena!! Así que nada, me acabo lo que tengo en la mano y al lío.

Surtido completo avituallamiento Ahedo, y bien de caldito
(captura vídeo RunelaTrail 2016)
Salgo del pueblo con un grupeto de gente, Txetxu y el otro compañero van unos 50 metros más delante y... ¡Andoni también anda por ahí! ¿Pero de donde sale? Tras alcanzarles en los primeros metros que son de bajada me comenta que ha estado en el avituallamiento tomando bien de caldos, y que se lo ha tomado con calma. Ajamm, pues mira que el avituallamiento no era muy grande que se diga y no me lo he cruzado, no se yo que habrá estado haciendo por ahí... bueno, sí lo sé, luego nos dice que se había despistado y había salido un rato de la ruta y ha tenido que retroceder un cacho :-P Seguimos un rato todos juntos pero como enseguida se pone el camino cuesta arriba, cogemos cada uno nuestro ritmo y... aquí ya si que nos separamos todos definitivamente. Andoni se va por delante y a Txetxu le voy perdiendo por atrás poco a poco.

El tramo que toca ahora hasta el siguiente avituallamiento de Runela (así se denomina el avituallamiento) es un subi-baja que acaba en las faldas mismas del Cotero. Se empieza por un tramo largo bastante pistero para seguir por un camino de tierra y piedras (antiguo Camino Real de las Varias), camino que está completamente embarrado. Hasta ahora habíamos tenido algún que otro xirimiri durante la carrera, pero es en este tramo donde empezamos a ver llegar el invierno. Estamos prácticamente en mayo, bien entrada la primavera, ¿no? Pues por aquí, aparte de no dejar de llover, ¡a ratos nos empieza a nevar! Esta parte de barro y riachuelos que surcan el camino, pegados al río Nela, la hago prácticamente entera junto a una pareja de corredor-corredora (están en primera fila en la foto de la salida :-) él de amarillo y ella de rosa y azul) y otros dos compañeros de un mismo equipo, uno de los cuales me comenta que está acompañando al otro pero en plan entrenamiento, buen tramo se ha buscado para acompañarle jaja Poco antes del avituallamiento, cuando ya empieza a picar un poco para arriba en las primeras rampas del Cotero, nos desperdigamos un poco, pero solo un poco, y menos mal, ya que en un cruce, si no es por ellos, acabo a saber donde, ya que me lo había pasado (encima subiendo metros de más) :-D

Camino Real de las Varias, antes de
hacer grupo (fot. Ignacio Espallargas)
El recibimiento en el avituallamiento de Runela (km 26 y pico y 3h40') es de lo mejorcito. En ese avituallamiento ya hace un frío que pela, pero hay una voluntaria que, a todos los corredores que van llegando, les va dedicando unos ánimos personalizados de los que te suben la moral. Aquí rellenamos bidones y ale, nos despedimos de las valientes que están ahí avituallando y salimos un buen grupo todos juntos para adelante. Además de los 5 que íbamos antes hay otro par de corredores con los que hemos coincidido en el avituallamiento. Subimos todos en fila india un pedazo de repecho que hay al poco y que nos deja junto a una estructura bastante conocida en esto de las carreras de montaña: un molino eólico. El que haya ahí un molino ya nos da la idea de que el viento al menos debe de soplar... pero no sabemos la que nos espera.

Desde ese molino empieza un camino muy ancho de pista, preparado para coches, pero que tira siempre para arriba y, de nuevo con la subida, se empieza a disgregar el grupo. Bueno, con la subida y con la ventisca de mini granizo que empieza a soplar. y es que, poco a poco, va empezando a soplar un viento con granizo/nieve de aúpa el Erandio. Yo ya llevaba el chubasquero y los guantes puestos desde el principio, pero ahora toca abrocharse al máximo. Me subo la cremallera hasta la nariz y saco la capucha, que aún con la lluvia que había habido hasta el momento no había sacado. Y es que hasta ese momento no hacía frío frío. Voy con un buff en la cabeza y mojármela como que me da igual, pero es que ahora me tengo que poner la capucha porque corro el riesgo de congelarme las orejas... y las ideas. Este tramo de pista, con cada vez más ventisca y niebla echándosenos encima, la hago solo con la pareja de corredores que habíamos encontrado en el avituallamiento unos metros por delante. Esta parte no tiene pérdida, es camino ancho y, aunque está totalmente nevado (hay una zona que ha sido despejada de nieve por máquina, ¡¡con más de un metro de nieve a los lados!!) y hay una niebla que apenas deja ver a 10 metros (aún habiendo molinos pegados al camino, que los oigo, no los veo hasta pasar justo por debajo), es fácil de seguir, por las pisadas, guarda raíles, etc.

Ya en la parte final de la pista con los molinos, aunque voy con guantes, tengo las manos ya congeladas en la posición de agarrar el bastón. Hay un momento que me intento subir el buff que tengo al cuello para taparme la cara y ajustar el gorro para que no se me quite cuando me sopla el viento de frente, que me hace ir con una mano en la cabeza para sugetarlo, y soy incapaz, los dedos ya ni los siento. Tengo además un agujero en uno de los guantes que me permiten verme un dedo, muy útil para comprobar que no se pone azul :-D

Así estaba el panorama en la cima del Cotero, la
foto es del mismo día ehh (fot. organización)
Tras la pista, aun queda un tramo hasta la cima del Cotero que es por sendero y donde la ventisca sigue soplando de lo lindo. En la charla nos comentaron que habían puesto marcas casi cada 10 metros, que si salía un buen día íbamos a pensar que la organización era "gilipollas" poniendo marcas tan juntos. Pues bien, de tontos nada, menos mal que había marcas a porrillo, porque si no alguno acaba invernando por el Cotero. Yo sigo con la otra pareja unos metros por delante, pero es que hay veces que no puedo ni levantar la vista para que los granizos no me acribillen la cara y voy mirando al suelo en plan explorador siguiendo pisadas y los palos de las marcas, que están con txupitos en plan la cruz del Gorbea, para que os imaginéis como está el tema...

Tras la cima, ya bajando un rato, sigue granizando/nevando, pero menos y, eso sí, con bastante menos viento. Durante la bajada tenemos que atravesar unos cuantos neveros que están bien cargados de nieve, de meter la pierna hasta la rodilla. Por aquí ya me empieza a circular la sangre otra vez por los dedos de las manos, que empiezan a doler, ¿pero esto que es?!? En UT les Fonts dije que era la carrera que más frío había pasado, pero le ha durado poco el primer puesto, porque la Runela se lo ha quitado con un cacho. La verdad que, excepto las manos y a ratos la cara, no he pasado frío en general, iba bien abrigado con térmica, camiseta, manguitos, chubasquero y... guantes, pero es que para las manos, con esas ventiscas y tan expuestas, como que los pedazo de guantes Kalenyi y encima agujereados no han sido suficientes :-P

Ya con un buen cacho bajado y con un tiempo más amable, empiezo a ver a algún voluntario indicando que ya no queda nada para el avituallamiento de El Petróleo. Esos pobres si que tienen que estar pasando frío... de nuevo darles las gracias, porque sin ellos estas carreras no serían posibles :-) El Petróleo es una zona donde debió haber unas prospecciones petrolíferas hace ya tiempo y donde la organización ha montado unas carpas con avituallamiento completo y en el que no puede faltar un producto del que me llevo acordando desde el avituallamiento de Runela y que no podía ser otro que ese delicioso y caliente brebaje, bebida de los dioses, ¡¡el caldo!! ¡¡Qué rico!! El caldo Aneto, patrocinador habitual de carreras, con este de El Petróleo me ha ganado como cliente para siempre jeje

Andoni en El Petróleo, caldos a dos manos (fot. organización)
En El Petróleo, entre caldos, gominolas, embutidos y demás me tiro unos 10 minutos, pero ya con un par de caldos entre pecho y espalda y recuperadas las sensaciones en las manos, toca seguir adelante. Agua no he necesitado reponer, ya tenía los bidones llenos, y con hielitos jaja Estoy en el kilómetro 35 y algo y llevo ya más de 5 horas, pero lo más duro... ¡ya está hecho! Del avituallamiento salgo solo, justo cuando llegaban los corredores con los que hice la parte del Camino Real. Ahora toca un tramo de prácticamente 10 kilómetros con mucha pista y en bajada que se puede hacer a buen ritmo.

La bajada gorda es eso, pista con algún tramo de sendero intercalado que son atajos de la propia pista. Poco a poco voy dejando atrás las nevadas que aún caían después de El Petróleo, la lluvia y empiezo a ver incluso algún rayo de sol :_D Los primeros 5-6 kilómetros de este tramo los he hecho absolutamente solo y luego, coincidiendo con los 3-4 kilómetros más llanos antes de Rozas donde está el siguiente avituallamiento, cruzándome ya con algún otro corredor, algunos que adelanto y otros que me adelantan. También me cruzo con bien de vacas, alguna que va incluso por el camino y que hay que esquivar jeje
Esta es probablemente la parte más monótona de la carrera, pero tras la paliza (climatológica) del Cotero, y ya con el solecito asomando, yo la he agradecido. He tardado en llegar a Rozas, sobre el km 45, algo menos de 1 hora. Ahora ya solo quedan 3 altos que, comparados con el Cotero, parecen tachuelitas, pero claro, hay que hacerlos. Esta parte ya coincide con el MVP, aunque dudo que me cruce con alguno... habrán pasado hace tiempo :-P

Ya avituallado, salgo de Rozas sin guantes y pensándome si quitarme o no el chubasquero, ya que parece que por fin el Sol ha salido para quedarse, pero en menos de un kilómetro se me resuelven las dudas. Según empiezan las primeras rampas duras de Peñota, el alto que toca subir ahora, empieza de nuevo a soplar un aire frío aderezado con granizo muy rico. De quitarme el chubasquero nada de nada, lo que toca es ponerse otra vez los guantes... Empiezo subiendo con unos cuantos de los corredores que hemos coincidido en el camino a Rozas y el avituallamiento, pero acabamos haciendo cada uno nuestra guerra :-P 

La parte final de la subida y la bajada de Peñota la hago prácticamente solo, con algún otro corredor a la vista pero sin ir en grupo. Es justo antes de pasar por Entrambosrios, el pueblo justo antes del siguiente alto, La Varga, que alcanzo a un par de corredores. Uno de ellos se queda junto a la pareja que ha ido a verle al pueblo :-D el otro es el que será prácticamente mi compañero de viaje durante casi el resto de la carrera. La Varga empezamos a subirlo cada uno por nuestra cuenta. Yo me he parado a echar una meadilla y el otro corredor, Rafa, de Palencia ;-) me ha cogido unos metros, que le recupero en la primera parte de la subida. Por cierto, que hacía sol cuando hemos pasado por Entrambosrios y, nada más ponernos a subir otra vez lluvia e incluso algo de granizo :-S Una vez le alcanzo, me quedo detrás de él, que no lleva mal ritmo, y así hasta arriba, sufriendo al final ya que había una buena cuesta. Tras la subida, hay un trozo de subi-baja que hacemos un rato uno con unos metros por delante, otro rato otro... pero enseguida nos juntamos de nuevo en el penúltimo avituallamiento, en el cruce de El Ventanón-Villamartín. Poco antes de este avituallamiento hemos pasado junto a una especie de marco natural de piedra desde el que se tienen unas vistas impresionantes del valle de debajo.

El avituallamiento me lo vuelvo a tomar con bastante calma: coca-cola, bien de gominolas y algo de embutido y dulces. Hay una chica que está haciendo la MVP en plan marcha y que está comentado que AÚN le queda la mitad de la carrera. Para nosotros sin embargo es SÓLO quedan 15 km :-D Cuando me pongo en marcha Rafa ya ha salido. Ahora hay un descenso largo, y al principio es por una, podría describirla, como pradera, donde puedo ver al fondo a Rafa y a otro corredor con el que he coincidido mucho a lo largo de la carrera, casi desde el principio, y que es fácilmente reconocible por el bastón que lleva, que es de estos de tipo cáñamo (aparece en la foto que he puesto de la salida, justo a la izquierda de la foto). Les voy viendo todo el rato, incluso cuando ya pasamos de pradera a senderito, pero tardo lo menos un kilómetro en alcanzar primero a uno, y finalmente a Rafa. Una vez nos hemos juntado los tres, y siempre con Rafa en cabeza, hacemos el largo descenso juntos. Este descenso va casi todo el rato junto a un riachuelo, y se entrecruza con él tropecientas veces, vamos, que es entretenido. Nos da tiempo a alcanzar a varios corredores, uno de los cuales se une a nosotros. Es ya en la parte final que el corredor que iba con el palo se tropieza y cae. Nos paramos a ver si está bien, y nos dice que sí, pero que tiremos nosotros para adelante, que el se queda haciéndose una revisión de daños más a fondo. Y es ya empezando a subir la última de las dificultades de la jornada, Dulla, que el otro corredor que se había unido a nosotros se descuelga y nos quedamos Rafa y yo solos de nuevo.

El último monte no es muy duro, pero entre que ya no sobran las fuerzas y que es bastante atípico, con mucho falso llano y poco repechón, a mi se me hace bastante largo. Por fin arriba, quedan poco más de 4,5 kilómetros hasta meta, y tenemos algo más de media hora para poder bajar de las 10, así que manos a la obra. No bajamos a toda ostia que se diga, pero mis piernas al menos no dan de sí para mucho más. Durante el descenso, aparte de un corredor que nos pasa a toda leche, nos alcanza un viejo conocido, el corredor del bastón de palo :-D Vamos otra vez los tres del descenso de La Varga, aunque esta vez con algún metro de más entre uno y otro. En el avituallamiento de Fuente Fría apenas reducimos el ritmo para decir nuestro dorsal, ya tenemos todos solo la meta en la cabeza.

En el último par de kilómetros ya empezamos a ver Pedrosa de Valdeporres, pero desde una considerable altura :-P Aquí cogemos un camino paralelo al pueblo que nos irá haciendo la bajada, zona en la que de nuevo nos quedamos Rafa y yo solos. Ya hay ansias de llegar de meta, pero nada, que el camino no tuerce hacia el pueblo. Así llegamos a una recta, ya totalmente llana y con el pueblo al alcance de la mano donde Rafa mete una marcha más y me deja descolgado. Antes de entrar definitivamente en el pueblo otro corredor conocido me sobrepasa, el que se unió a nosotros en la bajada de La Varga, y voy viendo como me va sacando metro a metro, pero yo ya voy con mi marcha puesta que no da para más. Apenas quedan un par de minutos para las 10 horas cuando entro en pleno Pedrosa de Valdeporres. Yo ya voy pensando que no bajo de las 10 horas, ya que fijo toca dar la típica vuelta por todo el pueblo antes de la meta pero... ¡no! ¡Ahí está la recta de meta! Ahora si consigo acelerar y entrar a meta en 9h59'06", por debajo de las 10h, oeoeoe!!!

En meta está Depa, el speaker, cantando los nombres de los corredores que vamos entrando y felicitándonos por la carrera, además de un organizador entregando el obsequio por ser finisher, unos manguitos que me vienen de perlas porque los que tengo ya están bastante reventados :-D Allí veo también a Axier, ya duchado, cambiado y comido jeje Me felicita y preguntándole que tal él me comenta que... ¡ha quedado 6º! Otro máquina para la colección ;-) Ya con el trabajo hecho, dejo el chip, me cojo un refrigerio, y para la ducha. En estas que estoy yendo hacia la consigna en el polideportivo y veo a Andoni sentado en una silla rebuscando en su mochila: "¡Ehh Andoni! ¿Qué tal?". Me dice que no ha llegado hace mucho, ha acabado en 9h47'15", y hablamos, como no podía ser de otra forma, de la aventura entre las nieves del Cotero. Aparece por ahí también Roberto, que nos felicita a los dos y nos comenta que aprovechamos ahora a ducharnos, que no hay mucha gente, así que ale, a quitar barro toca. Pero antes incluso de entrar en las duchas... ahí que aparece Txetxu, 10h02'17". Joder, casi que podíamos haber ido los tres juntos durante la carrera jaja

Podium de la UTVP (fot. Pitxi)
Tras la ducha reparadora, y sin querer pensar mucho en la que nos espera en casa con las zapatillas y perneras en plan quitar barro... nos vamos a comer algo. Hay un avituallamiento requetecompleto: sopa, tortillas, embutidos, refrigerios varios, dulces a tutiplen... Ya acabando de comer se da la entrega de premios, que vemos sentados tan tranquilos :-D Entre pitos y flautas ya es media tarde, así que toca despedirse de la gente y Andoni y yo, con el trabajo hecho, nos vamos a tomar algo por el pueblo, que como tenemos noche cogida en el hotel, no hay prisa ;-)

Resultados (sobre 70 km):
1º Rubén Aristu Mancho: 7:07:57 (6:06/km)
2º Carmelo Revilla Fernández: 7:10:10 (6:08/km)
3º Unai Vallejo Delcan: 7:11:08 (6:09/km)
1ª Montserrat Martinez Guerra: 7:45:30 (6:39/km) *
2ª Nuria Dominguez Azpeleta: 7:45:30 (6:39/km) *
3ª Mariam Iglesias: 8:28:35 (7:15/km)
* Las dos primeras clasificadas entraron de la mano (una era la entrenadora de la otra) y se otorgaron dos primeros premios

Resultados personales:
- Tiempo oficial: 9:59:06 (8:33/km)
- Diferencia primero: 2h51'09"
- Posición General: 64/99 (120 ins.)
- Posición Masculino: 59/90
Práctica

Clasificación

Hablemos ahora sobre las conclusiones de la carrera. Igual parezco algo imparcial por eso de que conozco a uno de los organizadores jeje pero he de decir que la carrera me ha parecido que ha estado perfectamente organizada por un lado, y que ha sido muy chula de correr y con unos pueblos y voluntarios totalmente volcados por otro.

Organización: camino perfectamente señalizado (tanto con marcas como con voluntarios en los puntos conflictivos), avituallamientos muy correctos (el final de lujo), la bolsa de corredor de las mejores que me han dado nunca y la información disponible y que han dado antes de la carrera muy completa.
Voluntarios: de lo mejorcito de la carrera. A parte de haber muchíiiisimos, se notaba que estaban volcados con la carrera, animando constantemente y atentos a cualquier cosa que pudiésemos necesitar. Podéis ver además la cantidad de galerías fotográficas, gracias en gran medida a estos voluntarios, oficiales o no oficiales. Parte imprescindible de la carrera.
Recorrido: es una carrera rápida (he hecho 4 horas menos que en Trail de les Fonts, que tiene la misma distancia, aunque bueno, también iba con una carrera del día anterior en las piernas...), sin desniveles excesivos y, según me ha parecido a mi, no muy difícil de correr.. Acostumbrado a los típicos paisajes monótonos de Burgos de todo tierras de labranza, me ha sorprendido gratamente encontrarme con tanto bosque y verde en general. Además, apenas se pisa asfalto, lo justo para atravesar los diferentes pueblos, por lo que la mayor parte de la carrera la pasas disfrutando de la naturaleza y del buen tiempo jaja

Conclusión final: que para otro año, si nada me lo impide, por aquí andaré de nuevo :-D

+ Web de la prueba
+ Vídeo RunelaTrail 2016
+ Fotos Unai (antes de Cidad)
+ Fotos Unai (sendero Ahedo)
+ Fotos Diego "Aitzgorri Pop"
+ Fotos organización
+ Fotos Rubén Pérez Llarena
+ Fotos Ignacio Espallargas
+ Fotos podiums (Pitxi)



1 comentario:

  1. Grandisima carrera. Con ganas de repetir la temporada que viene. A ver si nos respeta un poco mas el tiempo

    ResponderEliminar