domingo, 4 de noviembre de 2012

Gasteiz Hiria XIII Herri Lasterketa

Gasteiz Hiria XIII Herri Lasterketa (kronika) - XIII Carrera Popular de Vitoria (crónica)
Vitoria-Gasteiz (04/11/2012)

Esta primera crónica y las que siguen hasta el 2014 las escribo desde el recuerdo. En esta en particular, siendo mi primera carrera, los recuerdos aún están frescos.

Mi primera carrera "oficial", con chip para cronometrar, de las que hay que darlo todo, de las que hay nervios. En efecto, estaba nervioso, muy nervioso, y eso que no corría para ni contra nadie, ni contra mí mismo, porque apenas había llegado a correr "tanta" distancia entrenando. Pero era mi primera carrera y ahí estaba, levantado de la cama casi 3 horas antes de la carrera (por aquel entonces vivía en Sancho el Sabio, al lado casi de donde comenzaba la carrera), sin apenas haber dormido.

Me tomé un buen tazón de leche con cereales y... a darle vueltas a la cabeza pensando en que ponerme para correr. Parece una decisión fácil: "que vas a correr, ¿qué es eso de pensarse tanto lo que ponerse?". Pues bueno, hacía bastante fresco y la amenaza de lluvia estaba ahí, así que, ¿qué me pongo? Yo por aquel entonces si hacía mucho frío o llovía, me quedaba en casita. Me tendré que abrigar. ¿Un chubasquero? Por suerte eso lo descarté, ya tenía conciencia de que chubasquero y correr no es buena idea si no quieres sudar 10 litros. También tengo que decir que mi fondo de armario a estas alturas no era muy amplio y constaba de un par de camisetas y culotes con los que solía jugar al fútbol-sala y unas típicas sudaderas de correr kalenji. También tenía, reciente adquisición por internet recomendado por un compañero de trabajo, una térmica, una malla corta y unas pantorrilleras compresoras, todo ello marca Hoko. Pero en mi cabeza también entraban las camisetas interiores para abrigar aún más y el susodicho chubasquero (de andar por la calle, nada de cortavientos transpirable o algo por el estilo preparado para correr). Bueno, al final acabé saliendo con térmica, camiseta y sudadera por un lado, y las mallas con un culote por encima (que eso de ir con mallas no me daba mucha confianza...), todo ello acompañado de las pantorrilleras. Vamos, que de estreno total y bien abrigado, que estamos en invierno y en Vitoria. Además de con toda esa ropa, también salí con hora y pico de tiempo de margen, con lo que me dio tiempo para estirar, calentar y enfriarme (lo justo, que con lo abrigadito que iba...) un par de veces.